¿QUÉ DEBES TENER EN CUENTA AL ELEGIR UN TELÉFONO PARA GAMING?

No hay duda de que puedes jugar en cualquier dispositivo que tenga conexión a Internet. Sin embargo, si compras un teléfono diseñado específicamente para jugar, tendrás una mejor experiencia.

La acción de un videojuego será más fluida, y podrás jugar a las tragaperras con una selección de temas o ver películas en alta definición en una plataforma de streaming. ¿Qué factores debes tener en cuenta al comprar un teléfono para juegos?

  • PROCESADOR

La CPU es el dispositivo que gestiona el funcionamiento completo del teléfono. Por lo tanto, debe ser potente, ya que deberá utilizar una serie de funciones para poder jugar a un videojuego. El Snapdragon 865 es un excelente ejemplo de una CPU potente que proporcionará un excelente rendimiento en los juegos. Está disponible en teléfonos como el LG V60 ThinQ y el Samsung Galaxy S20 Fan Edition.

  • PANTALLA

Cuanto más grande sea la pantalla, mejor será la visualización que tendrás al jugar. Sin embargo, se requiere una pantalla de mayor resolución; de lo contrario, el videojuego aparecería pixelado. Los colores, la nitidez y la frecuencia de actualización influyen en la experiencia general. Una pantalla de 6,5 pulgadas será suficiente en términos de tamaño de pantalla para un buen juego. Lo que importa es que tenga una resolución Full HD, Full HD+ o QHD.

  • MEMORIA  RAM

La memoria RAM es un chip que viene preinstalado en el teléfono y que no se puede actualizar posteriormente. Esto implica que debes elegir un tamaño adecuado a tus necesidades. 3 GB de RAM es suficiente para el uso diario. Los videojuegos, en cambio, necesitan un poco más para que el procesador pueda hacer su trabajo sin problemas y el teléfono en su conjunto sea más rápido. Es preferible optar por equipos con entre 8 y 12 GB de RAM.

  • REFRIGERACIÓN

Al jugar a los videojuegos hay que pasar mucho tiempo delante de la pantalla, lo que puede hacer que el equipo se sobrecaliente. Por ello, un sistema de refrigeración sólido es fundamental en el modelo que elijas. Estos son algunos de los más eficaces:

  • Placas de grafito
  • Sistema de refrigeración líquida
  • Tubos que proporcionan calor
  • Lo más importante es saber cuántos grados enfría el sistema de refrigeración de tu teléfono.

  • BATERÍA

La batería debe tener una buena autonomía y ser rápida de cargar. Esto te permitirá utilizar el teléfono durante largos periodos de tiempo. De nuevo, el procesador es crucial, ya que será el encargado de mejorar la duración de la batería. Para tener una buena autonomía, su capacidad, medida en miliamperios, debe ser superior a 4000 mAh. En cuanto a la carga rápida, los modelos que tardan menos de una hora en cargarse son los mejores para jugar.